27/1/16

Básicos de mi viaje a Escocia


La pasada semana estuve de viaje, y además en mi perfil de Instagram pude dar envidia "a cascoporro". Como buena chica de las listas, cada vez que salgo de viaje (aunque sea 2 días) hago una, y gracias a eso jamás olvido nada.


Por esta razón quería compartir la idea con vosotros y mostraros mis esenciales para este viaje a Escocia, claro que dependiendo del lugar todo esto puede variar. Como dato, decir que el tiempo en este país llega a tener mínimas por debajo de los cero grados, por eso mismo tuve que llevar muuuchas capas, además, en los sitios cerrados (restaurantes, museos, etc.) la temperatura aumenta tan considerablemente, que no es raro ver a la gente en manga corta.
En mi opinión, lo mejor es ordenar los pequeños potis en estuches. Comencemos con "mi lista para Escocia".

NECESER

Cepillo de dientes: mejor si es de viaje, 
el mío lo compré de Mercadona por 1 euro.






Crema hidratante: en los lugares donde hace mucho frío la piel que queda expuesta a él suele secarse, por eso es necesario una buena crema para hidratar. Esta es de C'est Chic Cosmetics y es la que uso a diario. Lo que hice fue pasar del bote grande a uno más pequeño para que no pesara tanto.


Coletero: vale que con el frío no dan ganas de recogerse el pelo, 
pero es algo que la gente con pelo largo siempre debemos llevar encima. 
Este con estampado boho es de Siara Barcelona.


  
Peine: sea del tamaño que sea, es necesario en nuestro neceser. 
Digo peine (y no cepillo) porque mi pelo es seco y abundante y los 
cepillos lo único que hacen es romper las puntas.

Tijeras: con este objeto solo podemos contar si facturamos maleta, 
ya que si lo encuentran en el equipaje de mano no nos 
van a dejar entrarlo al país de destino. 

Toallitas desmaquillantes: fue algo que recordé a última hora, 
y por ello tuve que cargar con el paquete grande de Anian 
(del cual me declaro fan incondicional). Mi consejo es que 
compréis un paquete pequeño en tamaño viaje para no añadir
 peso extra al equipaje.

Champú y gel: hace varios meses encontré este pack de botes 
tamaño viaje en Primark y a muy muy buen precio, 
desde ese momento lo que hago es rellenarlos con mis 
productos favoritos, en lugar de comprarlos tamaño viaje 
(siempre termina sobrando la mitad). Además, en 
los pequeños botes pongo la crema hidratante de la 
que os he hablado más arriba.

Colonia/Perfume: estas navidades encontré una colonia en Mercadona
la cual costaba 1'5 euros y su tamaño era perfecto para el bolso, 
su nombre es Ms. Red. En ella van 20 mililitros, es decir, no pesa ni ocupa nada. 

Crema de manos: con ella podemos hacer lo mismo que con la hidratante, 
ponerla en un pequeño bote para evitar peso de más. 
La que yo uso es de Anian y me acompañó durante todo el viaje.

Pinzas: ocupan muy poco, y te pueden quitar de algún que otro apuro. 



MAQUILLAJE 
(Pese a que no me suelo maquillar en exceso, hay un par de básicos 
que siempre me acompañan. Aprovecho este post para hablaros de ellos.)
Antiojeras: es el que uso a diario, y obviamente no podía olvidarme de él. 
Lo descubrí gracias a mi amiga y maquilladora Celeste Osuna y, 
pese a ser un poco elevado de precio, no me arrepiento de esta estupenda compra.

Eyeliner: tengo muy poca gracia para maquillarme, 
así que los utensilios que uso son excesivamente básicos. 
Es decir, me es imposible utilizar un eyeliner de los de punta 
fina porque termino haciendo de todo menos una línea recta. 
Así que, ¡a lo fácil! Eyeliner de rotulador y feliz de la vida.

Polvos traslúcidos: otro descubrimiento gracias a Celeste Osuna
estos polvos los uso a continuación del antiojeras de Mac para 
que no se cuartee la zona del ojo. 

Colorete: con el frío y mi palidez, es necesario. 
Este es de W7 Cosmetics y cumple su función perfectamente.

Máscara de pestañas: no suelo utilizarla, pero siempre 
me gusta llevarla detrás (llámame loca).



LA ÓPTICA A CUESTAS
(El problema de todo miope es cargar con gafas, lentillas, líquido 
para limpiarlas, etc. Esto es lo que tengo que llevar siempre conmigo.)
Gafas: un modelo clásico de Firmoo que no pesa nada de nada.

Lentillas: yo uso las lentillas de día y así, en vez de tener 
que cargar con el líquido para la limpieza diaria, simplemente 
llevo los pares que voy a usar y, al finalizar la jornada, las tiro.

Gafas de sol: en mi viaje no las saqué ni una vez de la maleta, 
pero tengo los ojos sensibles a la radiación solar y por ello siempre 
las llevo detrás, ¡no las podía dejar en casa! Este modelo es 
de Flamingo Sun. Normalmente siempre llevo 2 gafas de sol 
a todos mis viajes, con graduación y sin ella (lo sé, una locura).



ELECTRÓNICA

Cámara de fotos: esta es una de las cosas que a penas usé (por desgracia). 
Actualmente las cámaras de los móviles son bastante buenas, y es mucho 
más fácil sacar el móvil del bolsillo, que tener que sacar la cámara del 
bolso y su funda, además de que desde el móvil las podemos subir 
directamente a nuestras redes sociales. 

iPod y auriculares: esas 3 largas horas de avión con un bebé 
en el asiento de atrás llorando, se me hicieron mucho más cortas 
con mi música favorita de fondo (consejo, recordad llevarlo a tope de batería).

Cargador: muy muy necesario y lo primero de nuestra lista.

Batería externa: hasta hace unos meses, había tenido una decena 
de baterías y ninguna de ellas llegaba a cargar mi móvil al 100%, fue 
entonces cuando descubrí esta de Xiaomi, pesa lo suyo y su precio 
ronda los 20 euros (si la encontráis por menos de 15, es una réplica) 
y mi iPhone se carga unas 4 o 5 veces sin necesidad de conectar 
la batería a la corriente. 

Selfie Stick: llamarme friki o amante del postureo
pero cuando se va a un viaje y no tienes quien te haga las fotos, 
solo hay 2 opciones, o te quedas sin fotos en pareja, 
o caes en la tentación de este maravilloso invento.



¡TOCA ABRIGARSE!

Abrigo: este lo compré especialmente para el viaje, 
me encanta el rollo "batín" que tiene: La única pega que 
tiene es que pesa un poco de más, y al finalizar el día noté la 
espalda cargada. Pero es calentito calentito.

Bufanda: su tamaño es XXXL y los colores me encantan, 
ya que pegan con todo, además de cumplir estupendamente su función. 
El mío es de Jollychic.

Gorro: recomendable que sea grande y con tela gruesa, 
un color que pegue con todo para llevar el mismo durante todo el viaje. 
El mío es de Jollychic, pero no es el de la foto, ya que yo lo compré hace un par de años.

Guantes: el interior es de franela, el cuero rojo para 
dar el toque de color, ¡me encanta! 

Botas: y si son de plástico, ¡mucho mejor! Estas son de Igor Shop
cómodas y muy bonitas. Para mi es muy importante llevar este 
tipo de botas a lugares donde suela llover y nevar,
por eso estas son un auténtico flechazo.

Sneakers: fueron las que me acompañaron todo el viaje, 
pero para andar "por el campo" (norte de Escocia) era algo difícil. 
Confieso que los días que estuve en Edimburgo les dí muchísimo uso.



ÍNTIMO

Pijama: pese a que en Reino Unido hace frío, 
una vez entras a sus casas la temperatura aumenta considerablemente. 
Así que no es necesario llevar un pijama de franela, ¡no exageremos!

Ropa interior: se que no era necesario decirlo.

Toalla: el modelo Fitness de Decathlon es fácil de plegar y
 ocupa muy poco en la maleta, además de ser de secado rápido.



EN EL BOLSO

Libreta: esta es de María Turuleta, en tamaño A6 y va muy bien
 llevar una de estas siempre encima (junto a un bolígrafo).

Paraguas: si se nos olvida, ¡no hay que alarmarse! 
En cualquier ciudad donde llueve a menudo hay cientos de 
tiendas donde conseguir un paraguas a bajo precio.

Dinero: la mayoría de países cobran una comisión bastante grande
 por sacar dinero de sus cajeros, mi consejo es que vayáis con el dinero
 en "cash" y solo uséis la tarjeta para emergencias.

Sim: en Reino Unido hay tarifas móviles muy económicas. 
Al hacer parte del viaje en coche, era necesario un navegador y, 
en lugar de pagar los 20 o 30 euros que piden las empresas de alquiler de 
automóviles por incluir gps en tu coche, decidí pagar 10 pounds 
por una de estas sims, la cual me aseguraba internet en 
mi teléfono móvil. MUY RECOMENDABLE.

Pañuelos: no es del todo necesario, ya que se puede comprar al llegar allí. 
Pero en el bolso/mochila nunca deben faltar.

Medicamentos: en Reino unido son mucho más económicos 
(49 céntimos por una caja de ibuprofeno) así que mi consejo es comprar 
una cajita en cuanto paséis por algún supermercado.



¡Esto es todo amigos!